El estilo nórdico en la decoración

estilo-nordico

A pesar de que hay muchas maneras de identificarlo y de que existen diferentes tendencias que se han ido ampliando con los años, el estilo nórdico siempre se caracteriza por sus líneas limpias y su funcionalidad. Es un estilo que combina simplicidad y belleza dentro de un marco acogedor. Por otro lado, la luz natural juega un papel extremadamente importante en los ambientes nórdicos, mientras que los tonos son tenues y los accesorios minimalistas.

Los materiales de preferencia en este tipo de decoración son honestos y naturales, como la madera en casi todas las superficies. Es por esto que las alfombras de pared a pared nunca se utilizan en el estilo nórdico. En cambio, una alfombra de piel natural como las de San Telmo Design combina a la perfección con los suelos de madera, resaltando las características y texturas naturales de ambos elementos. Las alfombras de piel complementan las líneas precisas de la decoración nórdica, otorgándole un toque atrevido y vivaz.

Gracias a la fuerte conexión con la naturaleza que posee este estilo, un ambiente decorado con estilo nórdico se puede describir más bien como un paisaje. Su aceptación y aplicación se ha ampliado a todas las esquinas del mundo, y hoy en día arquitectos de cada continente proponen este estilo en sus más elegantes proyectos, ya sea para el hogar como para espacios públicos tales como hoteles, restaurantes y cafeterías.

Deja una respuesta